diumenge, 9 de juny de 2013

FUTBOL A POLINYÀ EN 1935


Fa uns dies em passaren  un exemplar de la revista suecana EL SUECO,  un exemplar de l'any 1935. El motiu era que contenia un article referie a Polinyà, en concret una crònica periodística d'un partit de futbol.
Algú pot pensar que no és un gran document però com diem per estes terres  "tota pedra fa paret" i la paret que correspondria a la història del futbol a Polinyà és gran i està per fer. Per tant no està de més posar una pedreta (no valore el tamany) i penjar-vos l'article. 

En realitat són tres els artícles: el primer la crónica d'un partit de futbol que es va jugar el 21 de juliol de 1935. Després hi ha dos escrits, dos cartes referents a una crítica a la directiva apareguda uns dies abans. Però millor que contar-vos-ho ho llegiu vosaltres. Com que la foto convertint d'un format a altre perd nitidesa he transcrit el text complet dels tres artícles.

A molts no vos costarà identificar als jugadors. Mans a la feina i a vore l'alineació d'eixe partir i qui jugava aquells anys al futbol al nostre poble. 

EL SUECO,  27 de juliol de 1935, pàgines 6 i 7.


“El futbol en Poliñá de Júcar.
Reseña del partido del domingo 21, que el C.D. Polliñá triunfó sobre el Aguila de Valencia.- Replica del defensa derecha a la Directiva – Autodefensa de don Juan Tamarit.
C.D. Aguila de Valencia, 0 – C.D. Poliñá 3.

Buen partido presenciamos el domingo pasado en el campo del Poliñá. La noticia de que el Aguila había vencido recientemente al Sueca, fue suficiente para llenar el campo y para que el público y jugadores esperasen el encuentro con cierta impaciencia; los primeros por ver hasta donde llegaba su equipo; los segundos por demostrar su valía.

Empezó el encuentro a las 5’30 y pronto marca el Poliñá un goal, que fue justamente anulado por encontrarse Hernandis en offside. Los visitantes reaccionaron, dirigidos por su delantero centro, que parece una fiera disparando un enorme shoot que Peña en bonito plongeón envía a corner.

El delantero centro visitante se encarga de lesionar a Meliá, que
ya no responde bien en todo el partido.

El portero contrario se luce en tres o cuatro paradas, anulando los esfuerzos de la delantera poliñanense y consiguiendo que termine el primer tiempo con empate a cero.

Empieza la segund aparte y pronto se ve que le Aguila no puede aguantas el tren impuesto en el primer; no así el Poliñá que se encuentra  bastante fresco y logra embotellar a sus contrarios, que tienen ligeras reacciones que son cortadas por la tripleta defensiva.

A los 17 minutos, Beltrán dispara un formidable tiro cruzado que entra en la portería, siendo premiado con una formidable ovación. Poco después Plácido avanza, dribla a varios contrarios, entregando a Colomar que chuta rechazando flojo el portero, y recogiendo Serralta marca el segundo para su equipo. Hay un corner contra el Poliñá que no tiene consecuencias por la buena actuación de Peña y Daminán; y casi finalizando, el tercer goal local, obtenido por Plácido, al rematar un córner.

Todavia hay una brusca entrada del “león” a Peña, que le deja tendido, teniendo que ser retirado del campo para no salir mas.

En el Poliñá todos hicieron un buen partido, siendo los mejores Peña, Plácido, Damián, Aparisi, Úbeda y los extremos.

El árbitro, bien, no consintiendo el juego sucio.

Alineación: Peña, Melià, Damián, Aparici, Úbeda, Plácido, Beltran, Colomar, Serralta, Hernandis y Prósper.

Quin-coces

A la Direcgtiva del C.D. Poliñá.

“Hemos leído con cierta extrañez….” principia un artículo publicado en “Mosaico” el dia 20 de julio, y no debe haber ninguna extrañeza, porque todo lo publicado son ecos recogidos del público y jugadores.
Creo yo, al contrario de ustedes, que el reporter deportivo puede hacer críticas, aunque salga  un poco del programa, haciéndolo siempre en beneficio de un Club, siendo así que las cosas se ven mejor de fuera que de dentro. Lo que no concibo yo es como ustedes pueden acusar a un señor que no se ha metido en este asunto.

La noticia que dí no es falsa, porque mientras ustedes levantaban el escenario, los jugadores del Poliñá se lamentaban de que no tenían equipo para jugar, por tener la Directiva “demasiada faena”. Como ustedes no sabían quién era el verdadero QUIN-COCES, han dicho que no soy de esa ni pertenezco al Club, pero, contra su parecer, yo me considero casi vecino de esa por tener dos años de relaciones y pensar seguir teniéndolas, y además portque soy el defensa derecha de ese Club.

Si como dicen, en su desgraciado suelto, sabían el dia 3 que el Aguila no venia, ¿Qué hicieron desde el dia 3 al 7, que era domingo, que no vino ningún equipo? ¿Faena? Puede ser….

Sobre l párrafo final les diré que las funciones teatrales las menté solamente como ejemplo; que no vengo con mala fé, sinó a ver lo que mas aprecio, y a defender los colores del Poliñá; y como he demostrado, digo mas verdades que ustedes, que han dicho cuatro tonterías y falsedades contra un señor que no se ha metido para nada en el fútbol de Poliñá.

Yo sé que me he jugado el seguir actuando en el equipo, pero me es igual, porque ante todo está mi dignidad y la justicia a favor del amigo Tamarit.

Si no me retiran, a su disposición me tienen. Dispuesto a criticar lo malo y alabar lo bueno; dispuesto a jugar conf e y entusiasmo, dispuesto siempre a dar mi débil esfuerzo para que el Poliñá triuenfe.

Rosendo Meliá Gil.

Remitido.
Sr. Director de “El Sueco”, Sueca.
Muy señor mío: Ruego a usted inserte en el semanario de su digna dirección, las adjuntas líneas, que mando también a “Mosaico”.
Le anticipa las gracias y queda affmo. ss.
Juan Tamarit

A la Directiva del C.D. Poliñá

Es noción elementalísima de educación y moralidad no injuriar al prójimo; lo que es tanto más grave cuando este es menos acreedor de la injuria, se hace de modo público o por la prensa y entre los injuriantes figura quién, por su profesión, está obligado a enseñar moralidad y educación.

En el “Mosaico” del 20 de julio se me atribuye la crónica deportiva que firmada por Quin-Coces apareció en EL SUECO el 13 del citado mes y nada mas falso; pues Quin-Coces, pa que te enteres, es un reporter futbolístico que si no es de Poliñá, SI PERTENECE a vuestro Club y “tiene por qué inmiscuirse en la marcha de vuestra organización”. Quin-Coces es Rosendo Meliá Gil, que no es de Poliñá, pero sí del Club, y nada menos que defensa derecha.

Si por creerse que yo era el repórter se hizo el chiste de Quin-coces, yo tengo derecho a decir, que no siendo, el que tal afirmó ha dado no quique-coces sino quinquaquinta-coces, pa que te enteres, que, sin haber estudiado para cura, sé latín y lo acredita una matrícula de honor. Chuplat eixa caragol.

Me quisiste topar, pero les bañes son para mi un dolz, Oselito; pa que te enteres.

Sentado que no soy QUIN-COCES, queda demostrada la mala fé, antipatía y falsedad de vuestro suelto en cuestión.

Por otra parte, ¿qué maestro ós ha dado la lección que exponeis, sobre quién puede ocuparse y enjuiciar vuestra labor? No os dais cuenta que ese maestro os ha dejado en el ridículo? Si vos ha fet pagar la llisó que vos torne els dines. Porqué diga lo que quiera vuestro maestro, todo reportes tiene facultad, y derecho, a reseñar el partido, a enjuiciar la actuación del Club y de la Directiva y a sugerirles modificaciones y reformas, y a tributar aplausos o censuras, y todo esto sea o no de la lo-ca-li-dad.

Sobre todo y acabo, que la habeis metido y, antes de querer herir, debeis mirar bien donde van les bañesk, pues la rabia de que censuren una actuación de una junta, no ha de cebarse en cualquier espectador; esto, en buena gramática, es ir a tontas y a locas, y así no se va a ninguna parte más que al ridículo, como en la ocasión presente, que yo siento, pues a parte de todo, deseo para la Directiva y el Club los mas rotundos éxitos.


Juan TAMARIT VILANOVA.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada